Hace algunos años tuve la excelente posibilidad de acompañar unos días a mi sobrina en la ciudad de ginebra suiza y como por esa época ya había iniciado mi gusto por las fotos de parques tome varias fotos que aún conservo.

Allí hay una gran variedad de parque pero en este fragmento especialmente quiero hablar de este peculiar parque que encontramos subiendo al mirador en la ciudad junto a un restaurante del que ahora mismo no logro recordar su nombre.

Este pequeño parque que es toda una atracción, es una gran creación ya que cambia el paradigma tradicional de parque que tenemos en nuestras cabezas de un parque con columpios rodaderos y los juegos tradicionales ya que no incorpora ninguno de estos elementos, pero en su lugar con una conjunción de elementos logra transformarse en un excelente juego de actividad física que estimula la habilidad motora ojo- mano.

No sé si lo pueden observar en las fotos pero esto que a simple vista parece un enredo de tubos y piezas es en realidad un laberinto que debe ser atravesado con unas pelotas que son impulsadas por los movimientos de los niños jalando partes moviendo pedales y cambiando piezas cuidadosamente de un lugar a otro.

El parque resulta tan entretenido que mi hermano y yo ya bastante grandes estuvimos entretenidos en el un rato, eso sí, no es para niños muy pequeños pero si para niños muy curiosos.

Ojala ustedes y sus hijos se lo encuentren y puedan dar su propia opinión, es el único parque que he visto al aire libre con estas características, si ustedes han visto alguno me gustaría que me comentaran y me contaran donde esta me gustaría mucho visitarlo.

Les dejo un saludo y me encantaría recibir sus comentarios.

SUIZA Y SUS PARQUES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *